La Rioja Alta convoca las ayudas para proyectos agrícolas de cooperación

Noticias: 

El grupo bodeguero La Rioja Alta ha abierto el plazo de presentación de proyectos agrícolas de cooperación y ayuda al desarrollo, un programa que arrancó en 2006 y por el que cada año dona un 0,7% de sus resultados netos consolidados a colaborar con ONG’s en labores solidarias. Esta asignación representa una aportación muy significativa, que ha llegado a alcanzar los 90.000 euros en los mejores años y que hasta ahora ha permitido financiar proyectos en Burkina Faso, Camboya, Perú, Benín, Guatemala y República Democrática del Congo.

Pocas veces el mundo del vino adquiere tales dimensiones en su expresión de solidaridad, unión de los pueblos y compromiso, y ha sido éste el resultado de una apuesta familiar y empresarial que surgió como una propuesta de Maite de Aranzábal, actual consejera responsable del Comité de Asignación, a su hermano Guillermo, presidente de la bodega, y que fue respaldada por la práctica unanimidad del accionariado. Madre, hermanos y bodega han mostrado una implicación sin fisuras en una iniciativa que ha sido trasladada a otras empresas familiares, como el Grupo Agromotor y sus filiales, tal y como destaca la consejera.

Desde entonces, La Rioja Alta recibe cada año hasta 200 solicitudes para proyectos destinados a los 30 últimos países en índice de desarrollo humano, azotados por la pobreza, el hambre y las enfermedades. El objetivo primordial se resume en la aspiración de que estas comunidades sean autosuficientes, es decir, que después de la financiación inicial puedan mantenerse en el tiempo por sus propios medios.

Entre los proyectos financiados hasta la fecha figura la construcción de un banco de arroz en Chomnaon (Camboya); la creación de una cooperativa y estructura de ahorro y crédito en Bumba (República Democrática del Congo); el desarrollo de huertas individuales para mujeres en Bongou (Benín); la recuperación nutricional de niños en Huehuetenango (Guatemala); o el desarrollo agrícola sostenible para garantizar la seguridad alimentaria de jóvenes campesinos en Kilte-Awlaelo (Etiopía).

También lo hay específicamente centrado en el mundo del vino, como el de mejora de los cultivos de la vid en Piura (Perú), donde una empresa vinícola recibe asesoramiento constante por parte del enólogo y los técnicos de La Rioja Alta. Aunque no todo es vino en estos programas, sí cuenta Maite de Aranzábal que a menudo les llevan muestras y les animan a producirlo en caso de que puedan tener uva, en lugar o además de las bebidas fermentadas que obtienen de sus frutales.

Los proyectos, que se pueden prolongar hasta dos años, son sometidos a un estricto control, ya que sus responsables deben remitir memorias semestrales y anuales, por un lado, y porque son frecuentes las visitas sobre el terreno (aclara la consejera que sufragadas con sus propios medios), lo que de forma inevitable hace que surjan lazos más afectivos con las comunidades locales.

“Son gente seria y trabajadora con la que se establecen vínculos personales, te llevan a sus fiestas y reuniones, enriquece mucho”, cuenta Maite de Aranzábal, quien habla con especial orgullo del proyecto de promoción de la población campesina en el Centro de Capacitación Agropecuaria Clima en Beregadugu (Burkina Faso), que lleva a cabo la ONG Proyde de los Hermanos La Salle

 

"Logran ser autosuficientes, tienen gallinas, cerdos, piscicultura, venden los huevos, además de que luego comparten sus conocimientos"

Durante dos años se ha convertido en una escuela de agricultura para 50 familias. En sus instalaciones se dan clases de agricultura, métodos de riego o tratamiento de semillas, pero también de carpintería, costura, cocina o higiene. “Ahora han logrado ser autosuficientes, tienen gallinas, cerdos, piscicultura, venden los huevos, además de que luego comparten sus conocimientos”, subraya la consejera, quien destaca que “también les damos paquetes en préstamo, como bombas para sacar agua o remolques para transportar tierra, equipamientos que luego devuelven”.

El último proyecto aprobado por el Comité de Asignación ha sido un programa de desarrollo socioeconómico en el distrito de Majune (Mozambique). La presentación de las nuevas solicitudes concluye el próximo 28 de febrero. Las bases y toda la información necesaria está disponible en el enlace de La Rioja Alta.