El vino lleva una ola de solidaridad a Rioja

Noticias: 

Remírez de Ganuza ha entregado los premios de su “Concurso Internacional de Pintura”, un certamen que se enmarca dentro de una iniciativa solidaria por la que la bodega dona a la Fundación Síndrome de Down toda la facturación de la añada 2005 de su vino “María”. Y no es poco, porque la comercialización de las 1.500 botellas del que se considera uno de los vinos más especiales de la bodega riojana, creado en recuerdo de la hija fallecida de su fundador, supondrá una donación total aproximada de 120.000 euros con los que se financiarán actividades destinadas a favorecer la integración social y la autonomía personal de los artistas que participan en el proyecto Arte Down.  

 

El seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque fue el encargado de entregar los premios a Begoña Urtasun y Jorge Bermejo en un evento bautizado como “Vino, Gastronomía y Pintura”, en el que, además, jóvenes con Síndrome de Down pudieron exhibir sus dotes culinarias en un showcooking dirigido por el chef Paco Morales (una estrella Michelin), con un plato de espinacas tiernas con queso manchego y avellanas.

 

 

Una exposición de todas las obras presentadas a concurso, que pasarán a formar parte del fondo artístico de la bodega, fue el escaparate del talento de los artistas. Eran en total 39 pinturas que debían estar relacionadas con “María” y el resto de los vinos de Remírez de Ganuza, los viñedos o la bodega y que fueron valoradas por un jurado integrado por personalidades del arte como María Corral, Isabel de Armas, Luis Gordillo, Rafael Canogar y Leandro Navarro. Los ganadores del primer y segundo premio recibieron 1.000 y 500 euros, respectivamente. El resto de las obras presentadas podrán ser adquiridas, a través de la página web www.artedown.com, por un importe que será entregado en su totalidad a cada autor.

 

El de Remírez de Ganuza representa un noble ejemplo de la solidaridad que desde hace años demuestran algunas bodegas riojanas. Sin ir más lejos, el 28 de febrero concluye el plazo de presentación de los proyectos agrícolas de cooperación y ayuda al desarrollo que financia Rioja Alta S.A., un programa que arrancó en 2006 y por el que cada año la bodega dona un 0,7% de sus resultados netos consolidados a colaborar con ONG’s en labores solidarias. Esta aportación ha llegado a alcanzar los 90.000 euros en los mejores años y hasta ahora ha permitido financiar proyectos en Burkina Faso, Camboya, Perú, Benín, Guatemala y República Democrática del Congo.

 

 

Bodegas Muga colabora, por otra parte, con la Fundación Cuentasueños en el proyecto solidario “El Club de los 300”. Sus socios se comprometen a comprar un lote de seis botellas de un vino exclusivo y los beneficios obtenidos se destinan a becar los estudios de secundaria de 120 jóvenes de Puerto Príncipe, capital de la devastada Haití. Así ha sido bautizado el vino, con el nombre de “Haití”, del que se editarán 1.800 botellas de un vino procedente de las últimas viñas plantadas por el fundador de la bodega y que sólo se pueden adquirir a través de “El Club de los 300” de Muga.

 

En este proyecto, todo hay que decirlo, también se han implicado de forma desinteresada otras empresas, cada una con su línea de acción, como son Seur, que se encarga de los envíos; Estuchería Vargas, a cargo del embalaje; Cork Supply, que ha cedido los corchos; Ramondín, que ha puesto las cápsulas del vino; Label Grafic, en las etiquetas; Crea 3 Publicidad, en las labores de diseño, y el Hotel Intercontinental, que ha cedido los espacios para la cena de presentación. El vino lleva una ola de solidaridad a Rioja.